Íntimos amigos

martes, 21 de septiembre de 2010

Conociéndonos

Teníamos ya tiempo de haber cruzado algunas palabras, de haber tenido una que otra charla, estos días conversábamos y nos conocíamos más, así que una noche de esas nos quedamos más tiempo que de costumbre a las anteriores, compartiendo nuestras anécdotas, nuestras vivencias, como nos iba, le contaba lo mío, me detallaba lo de ella, compartíamos sonrisas y tristezas, y de pronto sus ojos, su mirada empezaba a decirme más de lo que me hablaba, al parecer ambos lo sentíamos pues sino no hubiese pasado, vivíamos el ambiente fresco de la sala, era un sofá largo, cada uno de un extremo y llego el instante en que el silencio invadió el momento y empezamos a conversar con los ojos y sonrisas, cruzo de piernas y dio paso a mis ansias por ella, daleándose a mi extremo, extendí mi brazo, toque su hombro y roce sus cabellos, ella bebía del poco vino que le quedaba en su copa y le pregunte si se le antojaba más, me respondió solo con su sonrisa picaresca y llamativa que me fascina, cogí su copa y a la vez su mano y nos la enredamos entre dedos, ambos dejamos ese cáliz sobre la pequeña mesa y sin tiempo que mencionar nuestros labios se saboreaban pues desde el pensamiento, desde esa contemplación se deseaban, nos sujetábamos fuerte de las manos, su lengua en la mía se deslizaba como esos besos franceses que me comentaba, las palabras estaban demás en ese instante, me abrazo de los hombros y se dejo caer sobre mí lentamente, rozaban sus labios sobre mi cuello, me agradaba el perfume de sus cabellos, mientras mis manos se encargaban de dejarla como mi cuerpo la pedía y las suyas hacían su tarea sobre mi pantalón, y ya me sentía.

Ella aun sobre mí, su piel sobre la mía y sintiendo como sus poros se clavaban sobre los míos, se oía nada más que nuestros suspiros y se sentía nada más que de nuestros corazones los latidos, mi pecho tentaleando sus erectos pezones y no me pude detener, la sujeté, la volteé, y mi boca se abalanzaba sobre ellos, presionándolos con suavidad entre mis labios, lamiéndolos con pasión y sintiendo esa agradable agitación, una de mis manos la acariciaba de arriba abajo y la otra sobre sus mejillas y mi dedo índice haciendo círculos alrededor de su boca y sentía su lengua, saboreándola deslizaba mi boca sobre su abdomen, mis labios conocían y dejaban huella sobre su ombligo beso a beso, cruzaba su pelvis y la sangre me estremecía pues sentía que me corría a mayor fuerza, sus manos sobre mi cabeza me empujaban hacia la glorieta húmeda de su cuerpo y mi lengua iba a ese encuentro girando en forma de cono, succionando la pasión que le brotaba y la punta de mi lengua de arriba abajo y de abajo a arriba degustándola a fondo y percibiendo el matiz bermejo que mostraba, la noche estaba de nuestra parte y la luz de la luna contemplaba las siluetas de nuestros cuerpos a través del vidrio de la ventana.

Daleamos del cómodo sofá y yacíamos sobre la alfombra algodonada, acariciándonos de lado a lado, siguiendo las líneas de la excitación de nuestra noche, ella sobre mí, besándonos con delirio a paso lento y olvidándonos del mundo, sus manos jugando en mi sexo y ya me consentía plácidamente y las mías caminando el sendero de su espalda y entre sus nalgas ancladas. Sobándonos con deleite y respondiéndonos gemido a gemido que rebasaban todas las fronteras, entregándonos a nuestro momento, complementándonos e iniciando nuestro encanto y ahogábamos el placer con nuestra fusión cuerpo a cuerpo, me hechizaba, se daleaba, la penetraba a profundidad, sentía cautivado mi glande a venas revueltas en ella eyacular el deseo, el placer, la intensidad, el amor, la tentación, a toda costa solo ella me hacia vivir esa excitación… fue una noche que nos poseímos a nuestro antojo y a nuestro capricho, saciándonos las ansias a mil… hasta la mañana siguiente que nos despertó la luminosidad del sol y empezábamos una nueva etapa …

10 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Vaya que han gastado mágicamente una noche a pura pasión. Excelente post. Un abrazo.

Poetiza dijo...

Victor, un texto hermoso, sin duda una noche para no olvidar nunca. Un gusto leerte. Besos, cuidate.

Mayte dijo...

Cada palabra, descubre las caricias de esa noche. Cada coma, los besos dados y los puntos la pasión descrita hasta el final.

Muy bien descrita esa noche.

destellos de luz de luna dijo...

wowwwwww!!! poesia erotik wowwww y recontra woowww
saluditos amiguito estoi bien aki pasando a chekar como t comportas y veo k mall
pero eso m agrada provechoo!!
t kiero mil sip cuidat besitos muak

Víctor dijo...

holaaa popis, que tal???? a los años que te veooo jajaja en que andaras heee, ya me imaginooo

jajajaa pues ya ves, comprendi que es bueno comportarse mal de vez en cuando y dejar las penas a un ladoo jajajaja

espero verte prontoo weyyy jajaja, un besote gigante te mandooo, te quiero remuchooo y se te extrañaa, no hay a quien fregarle la paciencia pues jajaja

Sherezade dijo...

Victor, lo has descrito también que me ha parecido que yo era protagonista de la maravillosa noche.
Sherezade

Víctor dijo...

Sherezade, gracias por tu comentario. Me dio gusto verte aquí.
Saludos.

Memória de Elefante dijo...

De grande sesnsulçidade e profundas palavras ...envolvente!

Um beijo

Víctor dijo...

Memória de Elefante, mis narraciones por este blog estan llenas de sensualidad, pasión, deseo pero muy de la mano con el amor. Saludos.

GayPornCum dijo...

Very good post ! (My blogs : GayWankers and GayPornCum).

Related Posts with Thumbnails